La paciencia y las Flores de Bach


Equilibrar las emociones con Flores de Bach

Un enfoque holístico para las grandes aliadas de las emociones


La terapia floral es, en general, poco conocida, pero a lo largo de los años que llevo aplicándola no he encontrado a nadie a quien le haya dejado indiferente. Creo que debo aclarar un punto importante, sobre todo para la gente que se inicia en este tipo de terapia holística, y es el tema de los resultados: cuando llegan y cuando cura cada persona de su dolencia.

Un enfoque holístico en un tratamiento que integra mente, cuerpo y espíritu, y dentro de las terapias alternativas a la medicina tradicional homeopatía, acupuntura y fitoterapia, por ejemplo,  utilizan dicho enfoque, al igual que el sistema de bach. Se pretende tratar al paciente como unidad
y no los síntomas por separado, como ocurre con la medicina tradicional.

De todos los ejemplos antes mencionados la terapia floral es la que aplica más claramente este enfoque holístico, pues tratamos emociones. Poco a poco se van acercando posturas entre las medicinas alternativas y la tradicional, y ya no es de extrañar que un médico aconseje a un paciente el uso de alguna de ellas. Desde hace algún tiempo se viene aplicando en ciertos hospitales españoles el reiki como complemento a pacientes terminales, y todo ello es consecuencia de la mayor obviedad hasta ahora ignorada: los sentimientos, las emociones del paciente tienen un papel fundamental en su curación y, por supuesto, también en la forma en que se enferma.. Y es que es difícil recuperar la salud si no se desea y también hay mayor probabilidad de enfermar si carecemos de equilibrio emocional.

Explicado todo ésto brevemente, vamos a entrar en el tema de los resultados con bach.

 Se puede decir que existen desde los primeros días, una semana, sutiles cambios.  Son suaves pero no imperceptibles si se para a pensar, porque la persona simplemente cree que no ocurre nada, al resultar todo el proceso con armonía. El cambio viene de dentro de uno mismo, la fuerza emocional se recupera y somos nosotros los que hacemos posible todo. Poco a poco somos capaces, las cosas son más sencillas, la mente se calma y los pensamientos negativos se van desvaniendo, el miedo deja paso a una mayor confianza y la risa pasa a tener mayor protagonismo que el llanto. 

Y por supuesto que lo hacemos nosotros......., eso es lo realmente mágico de todo esto, que somos nosotros, no una medicina, no un antidepresivo, no un psicólogo, Nosotros desde nuestra fuerza interior. Vamos acercándonos cada vez más a la mejor versión de nosotros, quizás aquella perdida, o quizás aquella nunca conocida, depende de cada problema tratado.

Hay personas que, llegado este punto, siguen pensando que no ha funcionado debido al concepto que se tiene de las medicinas: analgésico que elimina el dolor en 10 minutos, antidepresivo que nos deja atontado.....; y simplemente creen que han tenido una buena racha en su vida y ya está. Y es aquí donde dejan de tomar las gotas de bach, es decir que toman, si acaso, un bote y creen que ya está todo resuelto.

No olvidemos que estamos tratando las emociones. Cada caso es diferente, cada problema también. Si se hace una mezcla para afrontar un exámen no es igual que un miedo anclado fuertemente o un estado depresivo. Si estamos pasando una época de ansiedad probablemente se arreglará con uno o dos preparados, es decir que unas pocas semanas serán suficientes; pero si es un trauma, por supuesto y lógicamente, se tardará más tiempo. 

A todo esto hay que añadir un componente muy importante porque al iniciar un tratamiento el paciente puede referir ciertos síntomas como: ansiedad, miedo, inseguridad, mal humor, impaciencia... etc... y al tiempo se solucionan cosas pero aparecen otras nuevas que estaban escondidas más profundo. Es una cebolla a la que se van quitando capas hasta llegar a un equilibrio total, un renacer, sentir que la vida tiene sentido.

Lo mejor de todo es que durante todo el tiempo las sensaciones son cada vez mejores, el proceso es suave, armónico, agradable, muy agradable, porque la felicidad es la recompensa diaria a la toma de las flores de bach.

No existe nada comparable a esta terapia. Funciona es lo único que puedo decir. Probar es la única forma comprobar esta verdad.

A todos las personas les explico que hay mucho que ganar si se toman correctamente y en el tiempo necesario, pero luego la decisión es enteramente suya. Jamás he ofrecido más preparados a quien no ha querido seguir, simplemente hay que dejarlo estar así.

Pero, honestamente, nadie puede esperar solucionar problemas emocionales que lleva años arrastrando en un mes, con la toma de un sólo bote de preparado, y si cada día que pasa la persona se siente mejor, se hace un poco más de luz, y la felicidad es mayor ¿por qué no seguir? el costo es muy poco para tanto beneficio que se puede lograr, de verdad.

Por lo tanto paciencia, que el camino es agradable de recorrer y las recompensas no están al final sino durante el trayecto.


Formulario de contacto para pedidos y consultas gratuitas

Mujer....como elevar la autoestima con Flores de Bach

Las 38 Flores de Bach y sus apliaciones


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puedes comentar lo que prefieras siempre desde el respeto. Prefiero saber tu nombre, contestar directamente de tú a tú para evitar dirigirme a tí como Anónimo, pero si no te parece bien pues...también vale.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...