martes, 9 de octubre de 2012

EL INSOMNIO




 
La falta de un descanso adecuado puede tener consecuencias desastrosas a medio y largo plazo. Una de las primeras cosas que pregunta cualquier médico al paciente es si le cuesta dormir, cuantas horas lo hace y si resulta un sueño reparador y continuado o, por el contrario, se despierta a menudo. Y es que los problemas asociados a un mal descanso nocturno pueden ser muchos, físicos y psicológicos.

De un tiempo a esta parte me encuentro
que lo primero que indica cualquier persona a la hora de solicitar Flores de Bach es precisamente eso, que no duermen bien. La situación generalizada actual está propiciando que mucha gente empiece a padecer de insomnio, cuando antes no era así.

Algunos de los problemas que puede ocasionar la falta de descanso son:

Corazón - la tensión y  elevación de hormonas del estrés pueden llevar a episodios cardiovasculares
Piel – dormir ayuda al organismo a depurarse de toxinas. Piel seca, apagada..
Se pierde fuerza muscular
Se debilita el sistema inmunológico – existe mayor probabilidad a contraer infecciones
Visión borrosa
Dificultades en el habla
La mente – la capacidad de reacción, toma de decisiones, la memoria, la coordinación y la habilidad para aprender quedan mermadas con una sola noche de mal sueño.

Puede llegar a ser tan grave que, según un estudio del Instituto médico de Chicago, algunos desórdenes psicológicos y la bipolaridad, podrían estar relacionados con el insomnio.

La principal causa de este problema, si no existe nada físico que lo justifique, es la preocupación y la ansiedad. Además es un círculo vicioso: si no se descansa se está de mal humor y más nervioso, lo que impedirá más todavía conciliar el sueño.

El sistema de Flores de Bach es una alternativa excelente a la toma de tranquilizantes para atajar este problema. Lo primero y más importante, es vaciar la mente de toda preocupación que es, a fin de cuentas, la raíz de problema. El disco rayado de los problemas se instala repitiendo una y otra vez la misma canción, y los esfuerzos por pararlo no consiguen sino más repeticiones y una enorme ansiedad.

Tenemos una flor perfecta para esos pensamientos repetitivos “Castaño Blanco”, con la que la mente expulsa todo lo parasitario, lo innecesario, dejando en su lugar claridad mental y paz.

Luego habrá que pensar en añadir alguna flor para la ansiedad o para el miedo, pero dependiendo de cada persona se escoge una diferente. Una mezcla de 3 o 4 esencias será suficiente para volver a disfrutar del sueño reparador y continuado.

Las Flores de Bach consiguen que la persona se tranquilice y, de forma totalmente natural y espontánea, vuelva a descansar su cuerpo y sobre todo, y más importante, su mente. Dentro de la tranquilidad mental no hay cabida para la ansiedad y cualquier problema cotidiano será mucho más fácil de solucionar. Dormir bien es una necesidad y no un lujo.

Los resultados son rápidos y puesto que pueden tomarlo toda la familia, incluidos los niños, es una alternativa perfecta.

CONTACTO CONSULTAS Y PEDIDOS

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada