PARA EMBARAZADAS



Son muchos los cambios durante un embarazo, físicos y emocionales. Ambos son igual de importantes porque de nada sirven todos los controles médicos que aseguran una buena salud de madre e hijo, sino cuidamos también los psicológicos, y éstos pueden llegar a ser un problema importante que, de no tratarse, pueden afectar tanto a la madre como al feto. Porque en muchas ocasiones esta etapa tan natural de una mujer, puede convertirse en una prueba dura que la mantendrá  durante 9 meses
en un estado completo de ansiedad, miedos, inseguridades y soledad. 

No hay que engañarse, no todas las mujeres viven estos meses como algo idílico, las hay que sufren, y mucho.

En ocasiones se dan estados depresivos transitorios, pero solamente en casos extremos se opta por un tratamiento convencional farmacológico debido a posibles efectos en la salud del hijo. Y en la mayoría de los casos, todo el torrente de cambios alteran de una forma u otra. En ambos casos, las Flores de Bach se convierten en un aliado fabuloso para afrontar todo.

Nogal (walnut) es la flor por excelencia de los cambios, de todo tipo (físicos y mentales), y sería la flor base a poner en cualquier mezcla para una embarazada.

El cansancio, el miedo, el sentimiento de fealdad, ansiedad, impaciencia, preocupación, cambios de humor, náuseas….. Un sinfín de síntomas que se pueden tratar con el sistema de Bach.

Mostaza, para la depresión,  Olivo para la fatiga, Aspen para los miedos…

También, cuando se acerca el parto son de gran ayuda para preparar a la mujer a afrontarlo con valentía y paciencia.

Es importante señalar que estos cuidados hacia la madre van a repercutir en el bebé, porque estas emociones afectan a ambos. Una mujer merece vivir un embarazo pleno, feliz, despreocupado y tranquilo.


La mezcla que se prepara para estos casos no lleva el conservante de alcohol que se pone en el resto (tampoco para los niños), simplemente se guardarían en frigorífico para su conservación. Las esencias madre si están conservadas en alcohol pero a la mezcla se añaden solamente 4 gotas de cada esencia  elegida junto a 30 ml. de agua, y de esta mezcla se tomarían entre 4-6 gotas en tres tomas al día. La cantidad de alcohol que se tomaría al día sería así como una gota, demasiado pequeña para tomarse en cuenta.

No hay químicos, solamente la energía beneficiosa de las flores.

Las Flores de Bach son una alternativa natural en casos de estados depresivos del embarazo y post-parto, y en cualquier caso, ya que van a ayudar a procesar mejor un sin fin de cambios que se producen en muy poco tiempo

Y por supuesto, tras el parto son perfectas para amoldarse de forma equilibrada y armónica a la nueva situación, ya que puede llegar a ser abrumadora y extenuante, al no haber tenido tiempo la mujer de recuperarse físicamente y tener que afrontar una gran responsabilidad y exceso de trabajo.
Pero no nos podemos olvidar  del padre y hermanos de la mujer embarazada. Elos también sufren los cambios y se pueden beneficiar de la terapia de bach.

Las Flores de Bach son perfectas para cualquier tipo de embarazo, no hace falta sentirse deprimida para tomarlas. Ellas nos ayudan a equilibrar nuestras emociones en cualquier circunstancia y así somos mucho más felices, la armonía es la base de toda ésta terapia. Son seguras, no tienen efectos secundarios y las puede tomar hasta un bebé.



De todas formas, si se tienen dudas, siempre se puede consultar al médico, ya son muchos los que recomiendan este tipo de terapia a sus pacientes.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puedes comentar lo que prefieras siempre desde el respeto. Prefiero saber tu nombre, contestar directamente de tú a tú para evitar dirigirme a tí como Anónimo, pero si no te parece bien pues...también vale.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...