¿ERES TU O TU EGO?



¿Crees que el ego eres tú? Realmente la palabra ego significa yo, pero  hay que distinguir entre el “Yo” y lo que realmente “Soy Yo”.

El Ego es lo que crees ser, no lo que realmente eres. Es una percepción mental forjada durante mucho tiempo a partir de las propias convicciones y de las de los demás, todo aquello que nos han enseñado familiares, amigos, profesores, acerca de nosotros y del mundo que nos rodea. A partir de todas estas influencias externas vamos construyendo nuestra propia realidad condicionada
que nada tiene que ver con lo que realmente somos, con la esencia que vive dentro de nosotros mismos y que es pura porque no está afectada por todos estos estímulos.

El ego nos predispone contra los demás al enjuiciarlos basándonos en roles, costumbres sociales, ética propia y familiar, y no permite que afloren sentimientos positivos. La crítica, la envidia, el odio…. son propias del ego y se alimenta de todas ellas para poder seguir viviendo en la mente. Es energía negativa.

Se va adquiriendo poco a poco desde el nacimiento, se va alimentando día a día en cada relación, en cada experiencia que tenemos en el mundo, y nos vamos llenando de él hasta el punto de hacerlo nuestro, creer que somos nosotros. Todos damos por hecho que así debe ser, que es lo normal, y damos energía a todos los peores sentimientos de que somos capaces. Las relaciones están teñidas de engaños, simulaciones, rencores, disimulos, apariencias, apatía. El ego es un yo falso que nos empuja a comportarnos como se espera de nosotros, y siempre de la peor forma porque nos engaña constantemente, nos confunde al hacernos creer que él somos nosotros.

Nadie es lo que parece ser, porque nos han educado no ya para  esconder quienes somos, sino para ni siquiera saberlo. Nunca nos dijeron que había que pararse a pensar y discernir si la realidad que nos rodea es la que pide nuestro corazón, si nuestras reacciones están basadas en el amor o tal vez en el miedo, y ahí está la clave de todo. Todo aquello que nos sitúa en guardia contra el mundo es consecuencia del miedo y de la falta de amor hacia nosotros mismos.

El ego tiene muchas caras, te ha engañado durante años, está en tu mente y te conoce y ahora tú le conoces a él. Es el demonio que llevas dentro y murmura sin cesar, te aconseja de forma negativa. Si actúas partiendo del ego el resultado serán malas relaciones con el resto, porque al ponerte en guardia la desconfianza será el caldo de cultivo del odio, la envidia, el rencor, la ira. El te dirá que nadie es digno de ti y los demás siempre tendrán la culpa de tus problemas.

Un ególatra es alguien que cree ser superior al resto. En la historia tenemos ejemplos de personas que llevadas por un ego desmedido y destructivo fueron capaces de cometer las mayores atrocidades humanas. Esto, claro está, es fruto del ego llevado a su máxima expresión, pero todos poseemos este potencial negativo dentro, y conocerlo es importante a la hora de erradicarlo.

Si te haces consciente de su presencia, el Ego perderá todo su poder sobre ti, entonces serás libre, todo fluirá de manera natural, estarás presente en tu propia vida y no serás un muñeco manejado por bajos impulsos. Las personas que no se dejan llevar por su Ego son más felices porque no critican ni condenan al resto. Al deshacerte de él cae toda esa armadura que han llevado desde siempre, entonces empiezan a conocerse de verdad. Pero para lograrlo has de decir adiós al Miedo porque es a través de él que tu Ego controla tu vida, manipula tus sentimientos y te confunde.

Librarse del Ego no es fácil porque nos han programado para actuar basándonos en él, nos han enseñado a vivir así y no conocemos otra cosa. Pero ser capaz de identificar esa presencia negativa en la mente es dar el primer paso para erradicarlo. Hay que escuchar, pero hacerlo bien, en silencio, identificar la presencia negativa y ver como en oposición a ésta, existen un sinfín de sentimientos positivos intentando cristalizarse en nuestra vida.

Si tus relaciones con los demás no funcionan bien, párate un momento y escucha lo que te está diciendo tu mente. Seguro que la negatividad es la nota predominante, seguro que estás en guardia contra los demás, seguro que estás juzgando. Tu verdadero Yo no hace éstas cosas porque no lo necesita, es energía perfecta y sabe quién eres de verdad, el actúa desde el principio del amor, no del odio que es una de las caras del miedo. No busques las relaciones humanas para engrandecerte, esto te puede llevar a la ruina moral, hazlo a través del Espíritu y toda tu vida cambiará.

Observa tu Ego, identifícalo también en los demás y desentiéndete de él. No le hagas caso cuando intente manipular tu vida y actúa desde el contrario. No tengas miedo en tus relaciones, déjate llevar por el corazón y no tengas miedo, perdona a los demás y no los juzgues, esto desactiva al Ego al arrancarle todo su poder. Notarás que las relaciones con los demás mejoran cada día y puesto que tu energía será alta, positiva, atraerás situaciones y personas en consonancia con ella. Entonces irás siendo consciente de lo equivocado que estabas por escuchar y actuar guiado por tu Ego y no por ti.

La mejor forma de aprender a controlar al Ego quitándole todo el poder es practicar la meditación, nos ayuda a observar nuestro interior y acalla el diálogo interno. Al hacerlo así permitirás que tu verdadera voz se exprese dentro de tu ti, al silenciar al Ego tu verdadero yo podrá aflorar. Cuando lo hagas podrás dejarte guiar por él y tu vida cambiará por completo, tendrás las relaciones más felices y gratificantes que jamás pudiste imaginar.

¿Te ha gustado este artículo?  Me interesa tu opinión, deja tu comentario.


4 comentarios:

  1. Ecelente articulo, te felicito por tu aportación al conocimiento de nosotros mismos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Conexión Humana, muchas gracias por tus palabras, siempre resulta gratificante una felicitación y anima a seguir haciendo lo que más te llena.

      Eliminar
  2. Es muy cierto. Espero algún día todas las personas se den cuenta de las estructuras que esta sociedad nos a impuesto e intenten derrocarlas y de esta manera ser ellos mismos, más felices y con sus corazones llenos de paz. En eso estoy yo, saludos, bless :)

    ResponderEliminar
  3. EStoy completamente de acuerdo contigo M. Francisca, hace mucha falta que todos despertemos, cada uno a su ritmo pero firmes. El poder está dentro de cada uno de nosotros, no tenemos que buscar fuera ni identificarnos con nada excepto con lo que ya somos. SER es la clave. Un beso para tí también y feliz camino de descubrimiento.

    ResponderEliminar

Puedes comentar lo que prefieras siempre desde el respeto. Prefiero saber tu nombre, contestar directamente de tú a tú para evitar dirigirme a tí como Anónimo, pero si no te parece bien pues...también vale.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...