La Inseguridad de una mujer... Flores de Bach


Como elevar la autoestima


 

Baja autoestima y Esencias Florales de Bach



Lo veo a diario…. Mujer, joven o madura es indiferente, casada o soltera, en una relación o saliendo de ella, trabaja en casa o fuera, hijos o no hijos…. Pero con un problema de inseguridad que limita su vida.

Y realmente no puedo trazar un retrato robot de esa mujer que anda a tientas por su propia vida, porque no existe un condición específica y tampoco un motivo desencadenante para ese problema tan común y al tiempo preocupante. Dicen que los tiempos que vivimos propician este sentimiento que, por otro lado, se ceba mayormente con las féminas. Los anuncios sexistas, el paso del tiempo y la lucha contra sus efectos naturales  que provocan, en muchos casos, un transitar natural y cotidiano por los quirófanos.

Pide tu tu mezcla personal de Flores de Bach.... formulario de contacto

No pienso que sea un problema de la publicidad o la venta indiscriminada de un modelo de mujer al que muchas quieren aspirar. Porque es curioso que al  mismo tiempo que el avance en las libertades y el papel de la mujer en el mundo avanzan, sea ella misma la que se coloque una camisa de fuerza basada en modelos, esteriotipos  y metas vacías de contenido que la llevan a nunca estar satisfecha y siempre en constante comparación con otras personas.

La raíz del problema radica en la falta de amor propio. Porque, no hay que llevarse a engaño, siempre habrá una más guapa, más alta, más joven… y desde el prisma de la inseguridad te podrá atormentar a través de televisión, revistas, círculo de amigos, incluso en el supermercado. Y aquí va a dar igual si te has machacado en el gimnasio seis días por semana, las diversas y caóticas dietas que hayas probado, o los retoques costosos y traumáticos a los que hayas sometido a tu cuerpo…. Siempre habrá una mejor.

Pero ¿mejor a qué o quién? Pues a una imagen borrosa y magnificada que has alimentado durante años en tu mente. Porque la realidad es mucho más curiosa de lo que imaginas. Resulta ser que esa otra mujer padece también tu misma enfermedad: “La inseguridad”

Pero ¿Dónde acaba todo esto? Si es que tiene un final? … Pues su término se encuentra justamente en el principio, en la base de todo lo que te enseñaron, o más bien en aquello que nadie te explicó jamás.

Tenemos un poder enorme dentro de nosotros mismos. Es fuerte, muy fuerte,  poderoso, tanto que puede llegar a encumbrarte o hacerte nadar en la miseria si no sabes encauzarlo. 

No es una frase hecha al uso aquella que dice: “La belleza nace del interior”.  Se suele decir y muchos piensan que sirve para consolar a los menos agraciados, pero no es cierto.  Existe una corriente que vive en tus venas, en tus órganos internos, en tu mente y en tu corazón, que se llama “Energía” y que es susceptible de ser utilizada a favor o en contra de ti misma. Esto quiere decir que puede ser tu amiga o tu peor enemiga, dependiendo del uso que hagas de ella, por supuesto.      

Todo aquello que pienses sobre ti, las opiniones que viertes a diario sobre tu aspecto físico o emocional, a la larga, tendrán un efecto material en tu cuerpo. Esta energía puede cambiar las células del cuerpo, al igual que un estado anímico negativo continuado puede provocar una enfermedad. Somos aquello que pensamos, resultado de del amor o del desprecio que nos aportamos día a día.

¿Qué es la belleza?                                    

Primero de todo: Relativa y medible en función del observador. Por lo tanto no es igual para todos y en todas las situaciones tampoco. Cada uno tenemos en la mente un modelo diferente. Lo que para mí es hermoso puede no serlo para ti ¿verdad?

Segundo: Cambiante y evolutiva. Cada edad tiene ciertos cánones generalizados de belleza. Nunca verías hermosa a una mujer de cincuenta años con el rostro de una chica de veinte. No resultaría natural y tampoco agradable. 

La belleza y la mujer
Tercero: Según la época así van cambiando los modelos de belleza. En otros tiempos la mujer considerada hoy “entrada en carnes” era my apreciada y envidiada por las más delgadas.

Os sorprendería comprobar el aspecto de ciertas mujeres consideradas muy hermosas hace unas cuantas decenas de años.

Cuarto: Un estado de ánimo que tiene un reflejo exterior.

Este último punto es el más importante de todos pues seguro que conoces a más de una persona que no teniendo una belleza ajustada a los modelos que tenemos en mente como “hermosos”, resulta ser guapa a rabiar. 

Pero ¿por qué?

La respuesta es la energía que circula por su cuerpo, esa que fluctúa  por todos los poros y que nace del “amor propio” y la valía que esa persona se da a sí misma. Y esta misma energía puede hacer que tu piel sea radiante, o que tu cuerpo esté proporcionado; también puede hacer que seas del grupo de “por ti no pasan los años”. 

Somos aquello que pensamos. ¿Tú qué piensas de ti?

Mezla Bach para elevar la autoestima.... pincha aquí

Y volviendo al punto de partida… 

¿Alguna vez te dijeron que tu primer y más grande amor deberías ser tu? ¿Qué debías aprender a utilizar tus recursos personales a tu favor y no en tu contra? ¿Qué eres capaz de de hacer realidad todo aquello que pienses?

A mi desde luego no… Tuve que aprender con el tiempo y mucha tenacidad que si no era capaz de quererme con locura todo lo demás iría mal. La autoestima nace del amor y de respeto que seas capaz de darte cada día, y es capaz de modificar no solamente el entorno social en el que te mueves, también puede cambiar tu aspecto físico.

Os seré sincera… también tuve ayuda… No solamente me pregunté sobre este problema internamente, analizando y buscando información de la llamada “nueva era” o “espiritual”, sino que, como ocurre siempre que alguien busca respuestas, éstas iban llegando a mi de forma “causal”: un libro, una película, una conversación, conocer a otra persona que, incluso sin ser consciente, abría mis ojos un poco más… En fin, una cosa tras otra hasta llegar al punto más importante cuando conocí unas esencias que de forma natural y aplicando la energía de las flores, eran capaces de hacer emerger lo mejor que llevaba dentro.

Por supuesto estoy hablando de las Flores de Bach: Alerce, Mímulo, Cerato, Roble, Avena Silvestre… hicieron maravillas.                             

La energía se fue transformando poco a poco y mi poder interno empezó a ser utilizado a mi favor. 

Cuando te tratas bien se desata la energía que retroalimenta cada célula del cuerpo y lo modifica en función del concepto y expectativas que tengas. Si piensas que eres guapa… lo serás, sin duda alguna.

Pero al igual que varios pensamientos negativos no pueden, por si solos, provocar una realidad nefasta pues se necesita tiempo; del mismo modo, cambiar las cosas a tu favor necesita de una constancia y aprendizaje ya que es muy probable que hayas abonado por muchos años el sentimiento contrario.

Pero ¿Cómo hago para cambiar?

Esta es una buena pregunta con una respuesta sencilla:  

“Debes aprender a pensar y hablar casi como si acabaras de nacer” 

Para empezar, hay que desterrar del vocabulario frases como las siguientes:

Soy gordita, soy bajita, soy del montón, ya no soy tan joven, el cuerpo se estropea con la edad, tengo los ojos pequeños, tengo celulitis, mis pechos son pequeños o caídos, ya me gustaría tener el tipo de esa modelo, compraré ropa para camuflar mi barriga, … etc… etc.

Y cambiarlas por otras como:

Soy hermosa, mi cuerpo es hermoso, adoro mis pechos, soy cada día más joven y bonita, mi piel es perfecta, me encantan mis ojos….

Parece fácil pero se perfectamente que los viejos vicios pueden salir una y otra vez. Es por esto que una ayuda extra es necesaria. 

La energía contenida en las Flores de Bach actúan modificando las células del cuerpo, es capaz de darte la fuerza que necesitas, mantener tu mente tranquila y aportar seguridad. Algunos ejemplos prácticos:     
             Formulario pedidos mezclas "autoestima"

Alerce: esta esencia lucha contra los sentimientos de inferioridad, los complejos, cuando las aptitudes acerca de la propia valía impiden emprender las cosas por miedo al fracaso.

Esencias florales Vs inseguridad
Cerato: perfecta cuando se necesita constantemente la opinión de los demás ya que se carece de juicio propio. Ayuda a escuchar la voz interior y revalorizarse adecuadamente.

Castaño Blanco: si los pensamientos negativos se repiten una y otra vez, nublando el juicio. Cuando tu cabeza parece un disco rayado.

Manzano Silvestre: es una flor de limpieza física y emocional, cuando existe sentimiento de impureza acerca del propio cuerpo.

Rosa Silvestre: si existen sentimientos de tristeza, apatía. Comunica con la alegría de vivir.

Sauce: si tenemos amargura o resentimiento, rabia contra ti o el resto.

Y esto por poner algunos ejemplos, ya que el Sistema Bach consta de 38 magníficas flores al que hay que añadir las Flores del Alba, otras 8 esencias que actúan a nivel de “psiquismo celular”. Son esencias de Equilibrio y Restauración; esto es, que ayudan a recobrar lo que se entendería por equilibrio psico-emocional normal.

Si estás leyendo esto es porque la relación causa-efecto te ha traído hasta aquí, no lo dudes. El problema de la autoestima baja o negativa planea por la mente y cuerpo de muchas mujeres, demasiadas diría yo. Un cambio en la percepción, hábitos de pensamiento y actitud pueden hacer que te conviertas en una mujer nueva: 

Adquirirás seguridad en ti misma, fortaleza emocional, tranquilidad mental, un amor propio acorde con lo que mereces realmente, caminarás con pie de plomo por tu vida lo que te convertirá en una mujer más atractiva, primero para ti misma… pero esto también tendrá un reflejo claro y contundente en tu exterior.

Y….. las células del cuerpo se irán modificando para acomodarse a tu nuevo pensamiento, lo que significa que verás cambios significativos en todo tu cuerpo físico ya que somos aquello que pensamos. Serás la misma pero irradiarás algo indescriptible, enigmático, intangible, irresistible para muchos, te verán y te sentirás diferente.

Si piensas y sientes que eres hermosa…. lo serás. 


¿Necesitas una inyección de autoestima?... deja tu consulta aquí 

Conoce un poco más de las 38 Flores de Bach

 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puedes comentar lo que prefieras siempre desde el respeto. Prefiero saber tu nombre, contestar directamente de tú a tú para evitar dirigirme a tí como Anónimo, pero si no te parece bien pues...también vale.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...