Crecimiento personal, evolución interior con Esencias Florales



Abrir puertas interiores con Esencias Florales

 

Catarsis personal y Esencias Florales 

¿Cómo nos pueden ayudar a crecer interiormente?







Muchas personas conocen el uso de las Esencias Florales de Bach para tratar los estados emocionales, conseguir equilibrio y armonía desde el interior, pero es menos conocida su acción terapéutica a nivel de crecimiento interior, espiritual, de conexión con esas partes dormidas, pero latentes, que todos llevamos dentro.

Cuando todo va bien, estupendo...Pero ¿y cuándo todo parece estará bien pero algo en nuestro interior nos dice que necesitamos más? Y esa llamada suele obedecer a una necesidad de conocimiento, incluso de cambio en la forma de enfrentarnos al mundo y a nosotros mismos. Son esas etapas de la vida en las que "queremos algo más y no sabemos que puede ser". Suelen estar teñidas de confusión, de mucha actividad mental sin control, dudas a raudales y una pérdida del norte importante.

Hablo de crecimiento y conocimiento, de dar un paso más allá de todo lo conocido y adentrarnos en ese espacio que sabemos existe pero no somos capaces de encontrar.

Quizás habréis escuchado en algún momento la palabra "Catarsis" referida a la toma de Esencias Florales.



Catarsis significa "Purificación, liberación o transformación interior suscitados por una experiencia vital profunda". Se trata de un cambio, metamorfosis profunda pero basada en unos cimientos anteriores e interiores. Los cimientos somos nosotros mismos, el cambio parte de una llamada a la introspección y el entendimiento de nuestra naturaleza única pero también cambiante y evolutiva.

Algunas personas necesitan evolucionar desde el punto en el que se encuentran, pero quizás no tienen los recursos emocionales necesarios o todo va demasiado lento. La confusión puede ser grande y es aquí donde las Flores pueden ofrecernos un trampolín maravilloso para organizar mente y emociones.

Te dices:

"Necesito algo pero no sé lo que es. Un cambio, una nueva perspectiva, limpiar emociones negativas, abrir la mente, exprimir mayor jugo a mis días, encontrarme un poco más allá de lo que ya conozco..."

Es en este punto donde quiero explicar la labor de las Esencias Florales en la apertura de consciencia. En todos, absolutamente todos los casos, tomar Flores de Bach proporciona claridad mental, es un añadido sorprendente a cualquier mejoría física y/o emocional. Empiezas a sentir menos tristeza, mayor calma, más vitalidad, por poner algunos ejemplo...y al tiempo, la mente también empieza a discernir de una forma asombrosa. Lo que ayer te parecía confuso, incluso te aturdía, hoy se muestra bajo un prisma más nítido. Las decisiones ahora son más fáciles de tomar, las dudas mucho menores. El pasado adquiere un color distinto y las experiencias vividas, las que antes parecían fruto del azar, ahora son parte de un entramado lleno de sentido, una consecución de acontecimientos sin los cuáles no estarías en el punto actual. Entiendes lo ocurrido y eres capaz de aprender de todo aquello.

Si en todos los casos, tomar Esencias Florales no ayuda a tener una mente más abierta y un entendimiento más claro de los acontecimientos...

¿Cómo no utilizarlas también cuándo lo único que se necesita es comprender, avanzar, crecer interiormente, dar un paso más en nuestra vida?

Pongamos un ejemplo...

Todo está bien, parece ordenado, no hay grandes fisuras que alteren la vida, quizás algún día más bajo y algún otro más elevado, pero nada preocupante. Pero en tu interior se ha despertado algo y te pide espacio para hablar. 

Tomamos entonces algunas esencias del botiquín de Bach:

Avena Silvestre (Wild Oat), abre canales cerrados, trata de una forma asombrosa la indecisión y la incertidumbre. Tomarla te ayudará a concretar las ideas que no tiene forma. Será mucho más sencillo decidir y hacerlo en base a tu propia naturaleza, sin dudas.

Hojarazo (Hornbeam), será el aliado perfecto para ese cansancio emocional, psicológico, que viene añadido cuando se quiere todo y no se sabe por dónde empezar. Será la esencia que fortalecerá aportando recursos emotivos y mentales.

Castaño Blanco (White Chestnut), nos calma la mente, elimina la chicharra continua, ese diálogo insistente y nada productivo porque vuelve una y otra vez sobre la misma idea, la misma obsesión, sin llegar a ningún sitio. Paz mental es un mejor nombre para esta flor.

Rosa Silvestre (Wild Rose), aporta empuje cuando estás atascado, motivación, ilusión, da color a la vida. ¿Conoces ese sentimiento de reír sin motivo alguno? 

Manzano Silvestre (Crab Apple), es la limpieza física y emocional, ésta última es la más necesaria cuando se necesita avanzar. Se trata de soltar aquellas emociones que estorban, purificar la mente y, al mismo tiempo, el cuerpo, porque nunca está de más ese tipo de limpieza.

Mostaza (Mustard), esta esencia se utiliza para tratar la tristeza y el desaliento cuando no tienen causa conocida, peo tiene otras bondades menos conocidas ya que resulta perfecta para toda persona que se encuentra inmersa en una gran transformación interior o espiritual. Por lo tanto, añadir esta flor es un acierto absoluto.

Estas seis esencias son perfectas para conseguir ese avance tan deseado o esperado, nos abrirán puertas internas y eliminarán aquellos obstáculos que impiden trascender más allá. Se pueden poner todas al tiempo o elegir aquellas que más se ajusten a nuestras necesidades.


Lotus del Alba, la esencia para Meditar


Pero el sistema Bach no es el único y podemos añadir alguna esencia del sistema Alba:


(si deseas saber más de estas nuevas esencias Alba, pincha aquí)



Y las indicadas para este proceso introspectivo son:

Azahar, elimina tensiones emocionales almacenadas en el inconsciente a través de los sueños, al tiempo que ayuda a identificar los mensajes que éstos nos ofrecen. También es un empuje para clarificar el pasado. Es muy útil en procesos de recapitulación, liberando el psiquismo celular, los condicionamientos instalados por incoherencia de vida y que impiden trascender el pasado.

Saman, ayuda a recuperar información primordial, aquella que se encuentra en estado latente en nuestro interior. Es estupenda en los procesos de perturbación asociados a cambios evolutivos, también redescubre el sentido de protección y confianza interior, estimulando, al mismo tiempo, la "sincronicidad" en la liberación de ataduras emocionales.

Lotus del Alba, merece una mención especial pues se trata de la esencia reina que armoniza los niveles sutiles. Estimula y desinterfiere vibracionalmente, ayuda a alinear los centros bioenergéticos, alivia la presión de la "información celular" sobre el comportamiento y el pensamiento. Perfecta para Meditación.

 La pregunta es ....


¿Se pueden utilizar todas las esencias mencionadas al tiempo?


Si, se puede elaborar una mezcla con todas ellas, o elegir las que vibren o resuenen más con cada uno/a. El problema en el momento de mezclas esencias radica solamente en poner excesivas,  ya que esto puede restar eficacia al preparado. Mi tope personal, el que yo utilizo a diario en los preparados florales que elaboro, es de 6 esencias de Bach y 3 de Alba, nunca añado más y, con esta cantidad (o menos), se consiguen resultados muy buenos sin restar efectividad.





















No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puedes comentar lo que prefieras siempre desde el respeto. Prefiero saber tu nombre, contestar directamente de tú a tú para evitar dirigirme a tí como Anónimo, pero si no te parece bien pues...también vale.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...