Acné, relación emocional y Esencias Florales


Falta de auto-aceptación como hilo conductor

Algunas Esencias Florales que sirven de ayuda en el tratamiento del Acné



El Acné es algo más que granitos en la cara. No cabe duda de que esa es la manifestación física, los granitos, pero hay que indagar un poco, profundizar en las emociones, para llegar a la causa que se esconde bajo la piel, a nivel del sentimiento.


Este problema cutáneo suele aparecer en la adolescencia fundamentalmente ya que es un momento crítico en la vida de una persona. 

Surgen temores, sobre todo a la aceptación del grupo, y las dudas acerca de la propia valía son patentes.




Por un lado buscamos un lugar en el mundo, nuestro espacio propio, pero todavía estamos construyendo la personalidad y puede ser un trabajo duro el sentir presión externa y no tener todavía recursos emocionales para combatirla desde el interior.

Cuanto más inseguridad se tiene mayores serán los problemas de acné que se presenten. Y como pescadilla que se muerde la cola.... a más granitos mayor inseguridad, mayor inseguridad más granitos.

Por eso, al margen de los productos cosméticos, incluso medicamentos, que se utilicen para tratar este problema no se debe olvidar el problema de fondo y procurar elevar la autoestima desde el interior.

Para estos casos tenemos:


Alerce (Larch), que se encarga de elevar la autoestima, eliminando el temor a no ser capaz en todo orden de cosas a realizar. 


Es cuando decimos...."Yo no puedo, no soy tan bueno, no seré capaz, nunca lo conseguiré..."


Ceratostigma (Cerato), para confiar en el propio juicio, cuando se necesita siempre la opinión externa a la hora de ser o hacer. 


Algo así como...."No tengo criterio, mira que cierto lo que opinan los demás, tendré que preguntar o pedir opinión a los que saben más..."


Manzano Silvestre (Crap Apple), elimina la sensación de impureza y suciedad, tanto a nivel emocional como físico.


Sentirse sucio, imperfecto, lleno de fallas o defectos. Puede incluso que se sienta aversión, rechazo, hacia otras personas también.



Todos estos sentimientos son comunes en muchos adolescentes, otra cosa es que los muestren, pero la gran mayoría duda en mayor o menor medida, y esa medida es justo el indicador que nos puede avisar cuándo el amor propio ha caído demasiado y necesita ayuda para encontrar otra vez el equilibrio. Es un proceso natural de adaptación, un cambio físico al que también acompañan los emocionales.

Podemos añadir alguna esencia para el miedo, dependiendo del tipo que sea se elige una u otra ya que tenemos varias. También puede ser de ayuda la esencia de Alba "Saman" que trata los complejos de todo tipo, incluso "Alhelí" porque trata la apatía, indolencia y la desubicación, cuando hay pérdida de interés o motivación por la vida.

Todo ello dependerá de la personalidad concreta. También es cierto que no se tratará de igual forma el Acné en la adolescencia que el que se presenta en la edad adulta. Este último, al margen de la baja autoestima, puede estar provocado también por insatisfacción vital, exceso de responsabilidad o dureza interior, no darse tregua.

En cualquier caso, siempre que tengamos problemas de acné debemos hacernos estas preguntas:


¿Qué es aquello que no acepto de mí? 
¿Por qué no me gusto?
 ¿Por qué me siento impuro/a?
 ¿A qué tengo miedo?


El cuerpo es un reflejo de todas las emociones que viven dentro de cada uno de nosotros. La cara es nuestra carta de presentación al mundo, la imagen que mostramos a los demás. Si existe un problema de acné, si la cara se afea y se llena de granitos, es porque el reflejo que nos muestra el espejo nos desagrada y es ahí donde se deben buscar las causas; no tanto en un desequilibrio hormonal, si hablamos de adolescencia, ya que de ser así absolutamente todos los jóvenes presentarían un problema de acné.

Una vez entendemos la raíz de problema, al contestar aquellas preguntas, podremos buscar en el Sistema Floral de Bach las esencias idóneas para solucionar. Y tal como el amor propio aumenta, del mismo modo y de forma exponencial, disminuyen los problemas de acné. Se trata de un proceso en el que se adquiere mayor seguridad y confianza, las Esencias Florales de Bach, a través de su acción potenciadora de contrarios, elevan las emociones que se encuentran en desventaja, por lo tanto aportarán el valor necesario para plantarse con firmeza ante el mundo en plenitud de autoexpresión, sin temor a críticas y sabiendo muy bien el lugar que ocupamos, propio, único y perfecto para cada uno de nosotros.




3 comentarios:

  1. Buenas noches, el tomar esas esencias pueden provocar que salga más acné ?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sofia, no provocan más acné. Lo que si puede ocurrir es lo siguiente...normalmente en las mezclas para tratar acné, al margen de otras flores, se suele añadir Manzano Silvestre que la flor de limpieza, tanto física como emocional. Y al tomar esta flor puede ocurrir que, en su proceso de limpieza, haga salir impurezas emocionales y también físicas, es decir que puedes pasar unos días que tu piel tenga más granitos. Pero esto es algo bueno y necesario, pasado ese tiempo, que es poco, la piel empieza a cambiar para bien y comienzas a notar que mejora poco a poco.

      Eliminar

Puedes comentar lo que prefieras siempre desde el respeto. Prefiero saber tu nombre, contestar directamente de tú a tú para evitar dirigirme a tí como Anónimo, pero si no te parece bien pues...también vale.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...